TOKIO.-  Una gresca entre los seguidores de dos clubes del balompié profesional mexicano obligó a suspender la jornada.

El incidente ocurrió en las graderías del estadio de la Corregidora donde se disputaba el juego entre las oncenas del Querétaro y Atlas.

El referí se vio obligado a detener el encuentro en el minuto 61 cuando se percató que en una de las tribunas se desató una batalla campal.

Los hinchas en su temor de ser agredidos se vieron obligados a ingresar al campo de juego. La Policía se vio impedida de controlar a la turba.

Los asistentes compartieron en las redes sociales imágenes y vídeos de la batalla campal. Muchas personas afirman que hubieron fallecidos.

EL DATO

La Coordinación de Protección Civil del Estado ha reportado decenas de heridos y ninguna persona fallecida “hasta el momento”.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.