TOKIO.- La Corte del Distrito de Chiba ordenó al operador de Tokyo Disneyland a indemnizar a uno de sus empleados por daños provocados por su duro entorno de trabajo.

Según medios locales, la instancia judicial local determinó que Oriental Land Co. deberá pagar unos 880.000 yenes a una mujer de 41 años que presentó la demanda argumentando problemas de salud.

En 2013, la mujer reclamó una indemnización tras sufrir una lesión en un dedo mientras cumplía con sus obligaciones laborales vistiendo un disfraz.

Su jefa inmediata la reprendió “por ser mentalmente débil”. Ello afectó su salud mental que motivó la aparición de otros malestares.

“Tuve que soportar altas temperaturas. Mis jefes en vez de apoyarme me presionaban y decían que si no estaba satisfecha que renunciara”, dijo durante el proceso.

El juez encargado del caso consideró que el empleador no cumplió con otorgar las facilidades del caso a su empleado.

Oriental Land Co expresó su desacuerdo con el fallo porque considera que sus argumentos no fueron escuchados.  

EL DATO

La mujer quien ya no trabaja en Tokyo Disneyland había solicitado una indemnización de 3.3 millones de yenes. Ahora “quiere volver a trabajar porque es su sueño desde que era niña”.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.