TOKIO.- El Gobierno del Japón continúa aliviando las restricciones inmigratorias establecidas por la pandemia del COVID-19.

Según Japan Times, ya viene autorizando las visitas a corto plazo de los padres de residentes extranjeros en el archipiélago.

Citando declaraciones de un funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores, el rotativo destaca que “Japón ya emite visados a las familias de residentes extranjeros con el objetivo de hacer visitas a corto plazo”.

También precisan que la expedición de visados depende de cada caso en particular motivo por el cual recomiendan a los interesados e ponerse en contacto con la embajada o consulado nipón en el país de su residencia.

Los prometidos, socios y personas en una relación con un residente en Japón, en otras palabras, aquellos que pueden tener dificultades para probar legalmente la relación, siguen siendo poco probable que se les concedan visas”, expresó el funcionario.

 

¿QUIÉNES PUEDEN INGRESAR?

Desde el 1 de marzo pasado los ciudadanos japoneses, extranjeros residentes y extranjeros (viajeros de negocios o estudiantes) con fines ajenos al turismo pueden ingresar al Japón.

También extranjeros bajo “circunstancias excepcionalmente especiales”  que incluye a cónyuges e hijos de un ciudadano japonés o residente permanente; y cónyuges e hijos de un residente extranjero que viene a Japón para reunirse con miembros de la familia que viven en el país.

Beneficiarios: 

  • Miembros de la familia dentro del primer grado de parentesco con residentes extranjeros que quieran venir a Japón para visitar a su familia, así como miembros de la familia dentro de un segundo grado de parentesco con nacionales japoneses y residentes permanentes. El parentesco de primer grado se define como hijos y padres, mientras que el parentesco de segundo grado se refiere a hermanos, abuelos y nietos.
  • Miembros de la familia que necesitan cuidar de un residente de Japón que está enfermo, tiene un bebé o necesita apoyo en sus asuntos cotidianos.
  • Miembros de la familia que visitan a un residente de Japón que está a punto de morir, o aquellos que vienen a participar del funeral de un residente que ha fallecido.
  • Miembros de la familia que necesitan acompañar a menores, o aquellos que no pueden viajar solos debido a enfermedades u otras razones.

No beneficiarios:

  • Los prometidos, socios y personas en una relación con un residente en Japón, es decir, aquellos que pueden tener dificultades para probar legalmente la relación.

Desde el pasado domingo 10 de abril se amplió a 10 mil el límite de entradas diarias de visitantes extranjeros al Japón. 

 

EL DATO

El primer ministro Kishida Fumio ha precisado que por el momento no hay planes inmediatos para abrir las fronteras al turismo.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.