TOKIO.- La Agencia de Servicios de Inmigración del Japón anunció la extensión de los visados de extranjeros procedentes de un país del Sudeste asiático.

Se trata de Myanmar (Birmania) que continúa experimentando una situación de inseguridad política y social.

Por ello con el objetivo de garantizarles la seguridad se les autorizará la validez por un año adicional.

Desde mayo de 2021 tras el golpe de estado en Myanmar, las autoridades inmigratorias otorgaron un trato preferencial a sus ciudadanos residentes en el archipiélago.

Desde esa fecha se han otorgado a unos 4.600 permisos de trabajo por un período de seis meses que pueden ser renovados.

EL DATO

El año pasado unos 32 birmanos cuya vida corre peligro si retornan a Myanmar recibieron el estatus de refugiado.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.