TOKIO.-  La retirada de la embarcación turística “Kazu 1” hallada a unos 120 metros de profundidad en aguas de Shiretoko demandará unos 100 millones de yenes.

La Guardia Costera del Japón solo interviene si existe riesgo de contaminación por petróleo según la Ley de Prevención de la Contaminación Marina.

El costo será asumido por la empresa administradora Shiretoko Yuransen y su aseguradora.

La semana pasada el presidente de la compañía, Katsurada Seiichi, manifestó que autorizó que la embarcación partiera para un recorrido turístico con la condición de que regresara si el mar se ponía embravecido, pese a que  estaba al tanto de las advertencias de fuertes vientos y olas.

También afirma haber hablado con el capitán del barco, Toyoda Noriyuki,  quien es uno de los desaparecidos, antes de tomar la decisión.

EL DATO

Solo se han rescatado los cuerpos de 14 pasajeros. Unos 12 continúan desaparecidos.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.