TOKIO.- Esta mañana los residentes en una pequeña localidad de la región de Chugoku fueron testigos privilegiados de un singular fenómeno natural.

Se trata del pueblo de Yurihamacho en la prefectura de Tottori quienes disfrutaron de un Shikakui Taiyo donde el sol no tenía forma de un círculo sino un cuadrilátero. 

Las bajas temperaturas provocaron un “espejismo” que hizo que la luz se dividiera y produzca esa ilusión.

Los rayos del sol se refractan a medida que pasan a través de una atmósfera de diferentes densidades provocando que el paisaje a la distancia se ve diferente al real.

Existen dos tipos de “espejismo”. Uno “superior” y otro “inferior”.  El fenómeno de hoy es el primero y la refracción se habría producido porque el aire cerca de la superficie del mar se enfrió por efecto del enfriamiento radiativo.

EL DATO

Hoy lunes la temperatura al amanecer en Yurihamacho fue de 5 grados centígrados.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.