TOKIO.- Una investigación del Ministerio de Salud reveló que una de cada diez personas ingresadas en hospitales nipones por COVID-19 experimentan secuelas un año después de haber sido dadas de alta.

Según Koseidorosho, un 9,8 % de personas manifestaron que continúan asistiendo a centros hospitalarios para tratarse sobre problemas aparentemente relacionados al coronavirus.

El síntoma persistente más frecuente fue la reducción de la fuerza muscular en un 7,4 %, seguido de problemas pulmonares con 5,1 %, dificultad para respirar en un 4,4 % y letargo en un 3,5 %.

Le siguen quienes experimentan la pérdida o alteración del sentido del olfato con 1,6 % y la alteración del gusto con el 1,0 %.

EL DATO
La encuesta se realizó a unas 693 personas que experimentaron síntomas moderados o graves de COVID-19 y estuvieron hospitalizadas entre septiembre de 2020 y julio de 2021 en el país.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.