TOKIO.- El Ejecutivo aprobó un presupuesto extraordinario por un valor de 2,7 billones de yenes.

El dinero será destinado a mitigar el impacto de la inflación y promover la recuperación económica en el contexto pospandemia COVID<19  y de la guerra de Ucrania en el archipiélago.

La nueva partida incluye fondos para subsidios a la gasolina (1,5 billones de yenes) y ayudas económicas para las familias con bajos ingresos en el país (bono de 50 mil yenes).

El presupuesto será financiado íntegramente por la emisión de nuevos bonos de deuda, que elevará el endeudamiento público a largo plazo que acumula el país (a finales de 2021 bordeó la cifra récord de 1.017 billones de yenes).

EL DATO

La partida presupuestaria suplementaria deberá aprobarse ahora en el Parlamento donde ambas Cámaras se encuentran controladas por la coalición gobernante.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.