TOKIO.- El Ministerio de Finanzas reportó que Japón se mantiene por trigésimo primer consecutivo como el mayor acreedor del mundo.

Según Zaimushō los activos externos netos superaron los 400 billones de yenes en 2021 influenciada por la devaluación de la divisa nipona.

El saldo neto de activos externos en poder del gobierno, las empresas y los inversores individuales se incrementó en 56,15 billones de yenes interanual hasta alcanzar la cifra récord de 411,18 billones de yenes”, refieren.

El valor total de los activos externos nipones se expandió un 9,2 % hasta la cifra récord de 1.249,88 billones de yenes.

Es un incremento por decimotercer año consecutivo, influenciado por el aumento del volumen de inversión extranjera directa japonesa.

Los pasivos nipones en el extranjero también alcanzaron un récord de 838,69 billones de yenes, que representan un aumento del 6,2 %, el tercer año consecutivo de incremento, debido a que los inversores extranjeros ampliaron sus tenencias de acciones japonesas.

EL DATO

En 2021, el yen se devaluó en un 11,4 % frente al dólar estadounidense  hasta los 115,12 mientras que el frente al euro perdió su valor en un 2,9 % hasta los 130,43.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.