TOKIO.- Los criadores y tiendas de mascotas ya están obligados a colocar microchips en perros y gatos en el archipiélago nipón.

Ello con la entrada en vigor desde hoy miércoles 1 de junio de la Ley Revisada sobre Bienestar y Protección de Animales.

El microchip es un dispositivo cilíndrico de unos 2 milímetros de diámetro y 12 milímetros de largo que un veterinario implanta en el cuerpo del animal con una jeringa.

El dispositivo consigna un código de identificación de 15 dígitos, que será leído con un dispositivo especial, consignará información sobre datos como nombre del animal, sexto, raza y color de pelo.

También información sobre el vendedor y el propietario para evitar que sean abandonadas y permitirá su ubicación en caso se pierdan.

Según datos del Ministerio del Medio Ambiente, anualmente se reportan la pérdida de unas 72 mil mascotas en el país.

La revisión a la Ley fue aprobada en junio de 2019 basados en la experiencia del Gran Terremoto de Hanshin-Awaji de 1995 cuando gran cantidad de mascotas se reportaron como extraviadas.

EL DATO

La Asociación Médica Veterinaria de Japón dispone con una base de datos sobre unos 2,76 millones de perros y gatos que ya cuentan con un microchip.

©NoticiasNippon 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.