TOKIO.-  Una multitud que se congregó en el zoológico de Ueno no duró en esperar varias horas para saludar a un animal que celebraba su cumpleaños.

Se trata del panda gigante Xiang Xiang quien hace cinco años concentró la atención nacional por nacer en cautiverio.

Fue la primera vez en tres años que los visitantes pudieron “saludarlo” por su cumpleaños porque no pudieron hacerlo debido a la pandemia de COVID-19.

EL DATO

En diciembre próximo Xiang Xiang será enviado a China según el acuerdo suscrito con ese país que es propietaria de sus padres.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.