TOKIO.- La Corte del Distrito de Tokio ordenó al estado japonés que indemnice a un extranjero por las lesiones sufridas en un centro de inmigraciones.

Se trata del brasileño André Kussunoki (35) quien había presentado una demanda por daños y perjuicios tras ser retenido por la fuerza en el centro de inmigraciones de Tokio.

Según medios locales, durante la lectura de la sentencia, el presidente del jurado, Shimozawa Ryota, consideró que el daño moral sufrido por el demandante era condenable porque fue víctima de humillación al no ser respetado como ser humano.

Los incidentes ocurrieron en octubre 2018 cuando André Kussunoki opuso resistencia a ser trasladado al centro de inmigración Ushiku en la prefectura de Ibaraki. 

El brasileño se encerró en un baño en las instalaciones de Tokio obligando al personal a sacarlo por  la fuerza.

André Kussunoki afirmó que sufrió lesiones en el hombro izquierdo, pero el tribunal no pudo determinar si dichas lesiones fueron causadas por el personal durante el incidente.

El brasileño presentó la demanda en 2019, solicitando una compensación de 5 millones de yenes.

EL DATO

La Agencia de Servicios de Inmigración de Japón anunció que tomará la“medidas apropiadas” después de analizar la decisión y no descarta apelar la sentencia.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.