TOKIO.-  El Ministerio de Asuntos Internos y Comunicaciones dio cuenta que el índice de precios al consumidor aumentó más del 2 por ciento por segundo mes consecutivo en el territorio japonés.

Según Sōmushō, el IPC subyacente en mayo aumentó un 2,1% con al relación al mismo mes en 2021. El el mayor índice desde mayo de 2015.

La entidad atribuye la situación al incremento de los precios del petróleo debido al conflicto militar en Ucrania hizo que los costos generales de la energía aumentaran un 17,1 %.

La electricidad se incrementó en 18,6 % interanual, las facturas del gas aumentaron en un 17 % y la  gasolina del 13,1 %.

Otro de los factores que influyó fue la devaluación del yen que aumentó los costos de insumos utilizados en la elaboración de  productos alimenticios. 

Excluyendo los productos perecederos, los precios de los alimentos en los supermercados y otros puntos de venta minorista aumentaron un 2,7 % mientras que los precios de la totalidad de productos alimenticios aumentaron un 4,1 %.

El índice de precios al consumidor básico a nivel nacional, que excluye los alimentos frescos volátiles, aumentó por noveno mes consecutivo.

EL DATO

El indicador clave de la inflación superó por segundo mes consecutivo el objetivo del 2 % mensual trazado por el Banco de Japón. En abril pasado alcanzó el 2,1%.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.