TOKIO.- Un estudio gubernamental reveló que uno de cada cuatro jóvenes que ha sufrido algún tipo de SEITEKIGYAKUTAI (violencia sexual)  fueron víctimas de abuso en la escuela.

Según el sondeo realizado por el Departamento de Igualdad de Género de la Oficina del Gabinete Ministerial, más de un tercio de los perpetradores fueron los compañeros de aulas y maestros.

En la encuesta en línea se definió como SEITEKIGYAKUTAI(violencia sexual)a palabras y los actos no deseados relacionados con el sexo.

Unas 1.644 personas (26,4 %) respondió que habían sido acosados ​​sexualmente de alguna forma.

 

CATEGORÍAS

Por categoría de violencia, el más común fue el “daño verbalcon un 17,8 % seguida del acoso relacionado con “contacto físico” con el 12,4 %.

En tercer lugar se ubicó el abuso centrado en “herramientas de información y telecomunicaciones” (ser obligados a ver imágenes o vídeos) con el 9,7 % de los casos. 

La cuarta casilla fue para el acoso visual (donde los perpetradores los obligaron a ver sus cuerpos o genitales desnudos) con el 7,4 %.

Finalmente, el 4,1 % respondió haber sido víctimas a través de “relaciones sexuales”.

 

PERPETRADORES

El Departamento de Igualdad de Género de la Oficina del Gabinete Ministerial, desarrolló otra encuesta para obtener más detalles de las víctimas y recibió 2.040 respuestas válidas.

Preguntados sobre los agresores, la proporción más alta de encuestados, 36.0 %, respondió que habían sido víctimas de “personal docente, personas mayores, compañeros de clase, entrenadores de clubes o cualquier otra persona en las universidades y otras escuelas a las que asisten o solían asistir”.

En segundo lugar, citaron a “personas totalmente extrañas” con el 32,5 % seguida de “personas a las que conocieron a través de las redes sociales y otros servicios en línea” con el 14,0 %.

 

LUGARES

En el 22,5 % de los casos, las víctimas fueron abusadas en la “escuela” seguido de los “sistemas de transporte público” y las “aplicaciones de redes sociales o en cualquier otro lugar de Internet” con el 16,8 % y el 11,9 %, respectivamente.

Finalmente, más del 50 % de las víctimas manifestaron que no denunciaron los casos porque prefirieron “guardárselos para ellos mismos”. 

 

EL DATO

La encuesta se envió a unas 221.000 jóvenes de ambos sexos entre 16 y 24 años de edad. Solo fue respondida por 6.224 que representa una tasa de respuesta de 2,82% que no reflejan las características de la población desde una perspectiva epidemiológica.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.