TOKIO.-  La administración del primer ministro Kishida Fumio aprobó la aplicación de la cuarta dosis de vacuna contra el COVID-19 a todo el personal médico y los trabajadores de los centros de cuidado de ancianos.

Las autoridades sanitarias destacan que la medida beneficiará  a unos 8 millones de profesionales en todo el país.

Ellos se sumarán a las personas mayores de 60 años de edad y a adultos que padecen enfermedades subsecuentes.

La subvariante BA.5 Omicron altamente transmisible ha provocado el aumento en el número de nuevos casos de coronavirus en el archipiélago que ya enfrenta una séptima ola de infecciones.

PRUEBAS PCR

De otro lado, el primer ministro Kishida Fumio solicitó a las prefecturas que establezcan más de un centenar de puntos de prueba gratuitos de COVID-19.

Se habilitarán en las principales estaciones de tren, aeropuertos y otros lugares para permitir que las personas se realicen la prueba antes de viajar durante la temporada de vacaciones de verano”, dijo.

EL DATO

En la víspera, Japón superó los 10 millones de infecciones confirmadas de COVID-19.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.