TOKIO.- Una investigación realizada por Teikoku Databank reveló que la pandemia de COVID-19 obligará el cierre de al menos un millar de restaurantes familiares en el Japón.

Según el sondeo realizado a los 16 principales operadores de FAMIRĪRESUTORAN que cotizan en la Bolsa de Valores, desde que se declaró la alerta mundial por el nuevo coronavirus se han vistos obligados a cerrar sucursales en el país.

La pandemia COVID-19 ha acelerado la reestructuración de los restaurantes familiares incluido el cierre de puntos de venta y cambios en el formato comercial”, destacan.

Hasta julio del presente año operaban 8.420 restaurantes familiares, cifra que representa un disminución de 810 (9 %) en comparación a diciembre de 2019, tres meses antes de la declaración de la pandemia.

Entre los factores que obligaron los cierres, se encuentra la disminución  de clientes por la generalización del trabajo remoto desde casa y altos costos operativos.

Se estima que en lo que resta del presente año fiscal, se mantendrá la tendencia hasta alcanzar o superar los mil locales.

EL DATO

La cadena de restaurantes familiares Joyfull experimentó el mayor número de cierre con más de 200 locales.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.