TOKIO.- La administración del primer ministro Kishida Fumio evalúa entregar un bono a los hogares de bajos ingresos como parte de un paquete de ayuda para mitigar el golpe de la aceleración de la inflación.

Citando fuentes gubernamentales, medios locales refieren que la ayuda económica ascenderá a 50.000 yenes.

Del mismo modo, reportan que la medida beneficiará exclusivamente a quienes se encuentran exentos del impuesto de residencia, considerados los más vulnerables que otros a los precios más altos de la energía y los alimentos provocados en gran medida por la guerra de Rusia contra Ucrania.

La ayuda demandará unos 900 mil millones de yenes que serán financiados con los fondos de reserva del presupuesto vigente.

Este viernes el primer ministro Kishida Fumio dará a conocer un paquete de medidas destinada a combatir el alza de precios en el país.

EL DATO

El gobierno ya reservó unos 204.200 millones de yenes en el año fiscal en curso para distribuir 50.000 yenes por hijo a hogares de bajos ingresos, monoparentales y hogares de crianza de niños exentos de pagar impuestos de residencia.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.