TOKIO.-   Un nuevo fabricante automotor nipón culminaría sus operaciones en Rusia.

Se trata de Mazda Motor que negocia el cese de su producción con su socio ruso ante las dificultades por falta de suministros ocasionados por la invasión a Ucrania.

En marzo pasado,  Mazda suspendió las operaciones de la planta de ensamblaje que opera junto a la local Sollers en la ciudad de Vladivostok que fabrica modelos CX-5 para consumo en el mercado automovilístico ruso.

Según Nikkei Shimbun, la empresa no habría tomado ninguna decisión sobre los servicios de venta y mantenimiento de vehículos. 

Hace unos días Toyota Motor anunció el cese de la producción y de las ventas de sus vehículos en Rusia.

EL DATO

Nissan Motor extendió hasta finales de diciembre la suspensión de las operaciones de su instalación en la ciudad de San Petersburgo.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.