TOKIO.- La administración del primer ministro Kishida Fumio aprobó sancionar a los hospitales que no cumplan con acuerdos suscritos con los gobiernos locales para preparar camas para pacientes con COVID-19.

La medida se extenderá también para otras enfermedades infecciosas y a quienes no proporcionen atención ambulatoria a quienes lo precisen. 

De otro lado, acordaron sancionar a las personas que ingresen a Japón con sospechas de infección que no informen sobre la verdadera condición de su estado de salud.

También a quienes incumplan con las cuarentenas, utilizar mascarillas y no cumplir con el protocolo sanitario establecido.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.