TOKIO.-  El primer ministro Kishida Fumio ordenó la investigación a una controvertida agrupación religiosa sospechosa de violar la Ley de Corporaciones Religiosas.

Se trata de la Iglesia de la Unificación cuyas operaciones serán revisadas por la ministra de Educación, Cultura, Deporte, Ciencia y Tecnología, Nagaoka Keiko.

La organización fundada en 1954 en Corea del Sur,  conocida también como Secta Moon, salió a la luz tras el asesinato del exmandatario Shinzo Abe cuyo victimario era el hijo de una integrante que responsabilizaba al credo de la bancarrota de su familia y creía que ex jefe de gobierno era simpatizante.

En el país se le conoce actualmente como “Federación de Familias por la Paz y la Unificación del Mundo”. 

Se presume que la organización coacciona a sus integrantes para que adquieran objetos a altos precios, prácticas por las que afronta numerosos procesos judiciales en el archipiélago.

EL DATO

La “Federación de Familias por la Paz y la Unificación del Mundo” podría perder su estatus de organización religiosa, y se le eliminarían los beneficios fiscales en el territorio nipón.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.