TOKIO.- El primer ministro Kishida Fumio y su homólogo australiano Anthony Albanese suscribieron un importante  documento con la vista puesta en China.

Se trata de un pacto de seguridad donde ambos se declaran “socios naturalesque se enfrentan a riesgos crecientes para sus intereses comunes.

Del mismo modo, se comprometen a una mayor cooperación en materia de “inteligencia, vigilancia y reconocimiento”.

El acuerdo es una respuesta a un entorno estratégico cada vez más duro, precisó Kishida, sin mencionar directamente a China ni a Corea del Norte.

Por su parte, Albanese dijo que “esta declaración histórica envía una señal fuerte a la región respecto a nuestro alineamiento estratégico”.

El mandatario nipón desarrolla una visita oficial de dos días en Perth.

EL DATO

El nuevo acuerdo actualiza el pacto suscrito hace quince años que tenía como principales preocupaciones a la proliferación de las armas y el terrorismo internacional. 

©NoticiasNippon 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.