TOKIO.- Continúa incrementándose la lista de empresas japonesas que se retiran de Rusia.

Esta vez el fabricante de neumáticos Bridgestone reveló que ha iniciado la negociaciones para transferir sus operaciones a una empresa local.

En marzo pasado suspendió la producción en su planta de Ulyanovsk, que operaba desde 2016,  tras la invasión rusa a Ucrania.

La reanudación era incierta a medida que la adquisición de insumos se hizo difícil.

Bridgestone planea transferir a sus cerca de 1.000 empleados al comprador.

EL DATO

A través de un comunicado, Bridgestone destaca que su negocio en Rusia representa menos del 2% de sus ventas globales, y  precisa que su decisión será invariable.

©NoticiasNippon 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.