TOKIO.-  La Junta de Auditoría reportó que el gobierno nipón desperdició miles de millones de yenes de dinero recaudado en impuestos.

Según la entidad, en el año fiscal 2021-2022 que culminó en marzo pasado, se realizó el gasto innecesario de unos 45.523,51 millones de yenes. 

En reporte preliminar entregado al primer ministro Kishida Fumio, precisan que se reportaron 310 casos de despilfarro de gastos.

Del mismo modo, destacan que el número de casos maliciosos, incluidas las violaciones de la ley, totalizaron los 265 que distan de los 108 reportados en el ejercicio fiscal previo. 

El monto total de dinero de impuestos mal utilizado en estos casos se incrementó de 3.800 millones de yenes a unos 10.430 millones de yenes”, precisan.

COVID-19

Entre los fraudes, unos 57 estaban relacionados con la pandemia COVID-19.

También se conoció que desde que se declaró la emergencia sanitaria se gastaron unos 76.492 mil millones de yenes.

El gasto representó cerca del 81% de los 94.492 mil millones de yenes destinados a 1.367 proyectos relacionados.

Se destinaron unos 15.885 mil millones de yenes en las medidas de prevención de los contagios; otros 50.780 mil millones de yenes para las medidas económicas y generación de empleo; unos 9.437 mil millones de yenes para subsidios extraordinarios correspondientes a la revitalización regional y 388 millones de yenes en cooperación internacional.

Otros 13.325 mil millones de yenes de fondos reservados para proyectos relacionados COVID-19 fueron transferidos al año fiscal 2022.

Por su parte, el dinero no utilizado y no transferida al siguiente año fiscal totalizó los 4.674 mil millones de yenes.

EL DATO

El número de inspecciones in situ se redujo debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

©NoticiasNippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.