TOKIO.- Un día como hoy los amantes del fútbol japonés experimentaron una de sus mayores alegrías en competencias oficiales.

En 1997, el seleccionado nacional se adjudicó la última plaza asiática y clasificó a su primera Copa del Mundo FIFA. En dramática definición derrotaron por 3-2 a su similar de Iran en el Larkin Stadium de la ciudad de Johor Baru en Malasia.

El juego había terminado igualado a 2 tantos en su tiempo reglamentario. Abrió la cuenta Nakayama Masahi (39′) pero Khodadad Azizi (46′) emparejó la cuenta. Luego Ali Daei (59′) puso en ventaja a los iraníes hasta que Jo Shoji (75′) marcó la igualdad y obligó el tiempo suplementario.

Por esos años, estaba en vigencia la norma FIFA del “gol de oro”, es decir, el juego culminaba en su tiempo suplementario cuando uno de los equipos anotaba un gol.

La alegría para los Samurai Blue llegó gracias a Okano Masayuki (118′) quien venció la portería defendida por Ahmad Abedzadeh.

LOS HISTÓRICOS
Golero: Kawaguchi Yoshikatsu. Defensores: Narahashi Akira, Ihara Masami, Soma Naoki y Yutaka Akita. Volantes: Kitazawa Tsuyoshi (Okano Masayuki),  Yamaguchi Motohiro, Nanami Hiroshi y Nakata Hidetoshi. Atacantes: Nakayama Masashi (Jo Shoji) y Miura Kazuyoshi (Wagner Lopes). Técnico: Okada Takeshi.

EL DATO

Los Samurai Blue han asistido a todos los mundiales desde 1998.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.