TOKIO.- Con 101 votos a favor, 6 en contra y 10 abstenciones, el Parlamento del Perú destituyó el miércoles (jueves en Japón)  al presidente Pedro Castillo por la presunta comisión del delito de rebelión y quebrantar el orden constitucional.

Minutos antes del mediodía, el exmandatario en sorpresivo mensaje a la Nación disolvió el Parlamento y ordenó el estado de excepción.

“El Congreso ha destruido el estado de derecho, la democracia. Ha roto el equilibrio de poderes para instaurar la dictadura congresal con el aval de su Tribunal Constitucional”, expresó.

También anunció que en un plazo de nueve meses se elaboraría una nueva Constitución y declaró en reorganización el sistema de justicia, Poder Judicial, Ministerio Público, la Junta Nacional de Justicia y el Tribunal Constitucional.

Además dio cuenta del establecimiento de un toque de queda (que prohibía el libre tránsito) desde las 10 de la noche hasta las 4:00 de la mañana.

En horas de la tarde se realizó una sesión en el Congreso donde se votó una propuesta que declaraba la permanente incapacidad moral de Pedro Castillo para continuar en el cargo.

VOTACIÓN

Pasadas las 3 de la tarde, la vicepresidenta Dina Boluarte juramentó como nueva presidenta del Perú. 

REACCIONES

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional emitieron un comunicado donde precisaban que eran “respetuosas del orden constitucional establecido”.

DETENCIÓN

El destituido jefe de gobierno fue detenido por agentes de la Policía tras abandonar Palacio de Gobierno aparentemente cuando se dirigía a la Embajada de México donde iba  solicitar asilo político.

En horas de la noche fue trasladado hacia el Cuartel de Los Cibeles del distrito limeño de Rímac, desde donde lo llevaron en helicóptero hacia el centro de detención Diroes.

EL DATO
COBERTURA CNN

©NoticiasNippon 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.