[COVID-19] levantan emergencia en todo Japón

TOKIO.- El primer ministro Abe Shinzo oficializó el anuncio del fin de la declaración de emergencia por la pandemia del nuevo coronavirus que estaba vigente en cinco prefecturas del archipiélago nipón.

“He decidido poner fin al estado de emergencia en todo el país (…)  Vamos a tener que convivir con el coronavirus que está alrededor de nosotros”, manifestó el mandatario en rueda de prensa transmitida a nivel nacional.

Abe destacó que la decisión de levantar el estado de emergencia fue adoptada teniendo en cuenta que el número de infectados llegó a estar por debajo de los 50 casos diarios y, además porque los hospitales dejaron de tener limitaciones.

“Japón ha sido capaz de tener bajo control la pandemia de coronavirus en mes y medio”, expresó.

Del mismo modo, instó a la población a prepararse para adoptar un nuevo estilo de vida.

“Si bajamos la guardia la infección se extenderá muy rápidamente. Tenemos que mantener las precauciones”, precisó.

El jefe de gobierno aseguró también que en caso se produzca un repunte en el número de infectados por el nuevo coronavirus se volverá a emitir una declaración de emergencia sanitaria.

Por ello invocó a los nipones a mantenerse en la lucha contra la COVID-19 utilizando mascarillas, manteniendo el distanciamiento físico y trabajando desde casa, para evitar una segunda ola de infecciones.

 

LO ÚLTIMO… primer ministro #AbeShinzo anuncia la cancelación del estado de emergencia sanitaria por el nuevo #coronavirus en #Tokio, #Kanagawa, #Saitama, #Chiba y #Hokkaido.

Publicado por Noticias Nippon en Lunes, 25 de mayo de 2020

TRADUCCIÓN DEL MENSAJE

“En principio, aprovechando esta oportunidad, quisiera expresar nuevamente mis pésames por cada una de las personas que han fallecido debido a esta infección. Y permítanme expresar mi condolencia a todas aquellas personas infectadas.

Hoy levantaremos el estado de emergencia en todo el país. En los últimos días, los nuevos casos de contagio no superan 50 personas y los pacientes hospitalizados, que en un momento fueron cerca de 10.000 personas, ahora son menos de 2.000 en todo el país. El otro día, llegamos a considerar que se han cumplido a nivel nacional los criterios de levantamiento establecidos en niveles muy estrictos mundialmente. De lo cual, el Comité Consultivo dio su consentimiento y luego lo determinaremos en el Cuartel Nacional de Contramedidas.

A partir de marzo, en Estados Unidos y Europa se ha generado una propagación explosiva de la infección. En el mundo, aún se confirman día por día más de 100.000 nuevos casos de contagio, y también hay países donde siguen implementando medidas coercitivas como la de confinamiento durante más de dos meses.

En nuestro país no se puede ejecutar, por ejemplo, la regulación de las salidas de forma forzosa con penalidades, aunque sea declarado el estado de emergencia. A pesar de ello, con ese estilo japonés, se ha logrado controlar casi por completo esta propagación en tan solo un mes y medio. Creo que se ha mostrado precisamente la efectividad del modelo japonés. Agradezco profundamente la colaboración y tales esfuerzos perseverantes de toda la población.

Permítanme expresar mis sinceros respetos a los médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería, ingenieros clínicos y el personal de los centros de sanidad y técnicos de exámenes clínicos, y todas las personas comprometidas a la atención médica, por haberse dedicado completamente con un fuerte sentido de misión bajo un ambiente duro con el riesgo inminente de infección. El viernes pasado, el señor Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, evaluó las medidas implementadas en nuestro país mencionando que la acción tomada por Japón ante la infección es de un modelo sobresaliente a nivel mundial. En nuestro país, se ha logrado mantener el número de personas infectadas y muertos por población a niveles evidentemente bajos en comparación con lo observado en los principales países avanzados del G7. Nuestras medidas hasta ahora están dejando resultados seguros, atrayendo la atención y expectativas de todo el mundo. Y hoy, a partir de ahora, avanzaremos un paso firme junto con toda la población hacia la siguiente etapa luego del levantamiento completo del estado de emergencia. Lo que se busca es crear una nueva cotidianeidad. Y en adelante, debemos ir cambiando nuestra mentalidad.

Con la forma implementada hasta ahora de limitar estrictamente las actividades socioeconómicas, nuestros trabajos y nuestra subsistencia misma se paralizarán. Precisamente para proteger nuestra vida, creo que lo que ahora se requiere es recuperar las actividades socioeconómicas cotidianas de una nueva forma. Los eventos culturales y artísticos como conciertos y obras teatrales enriquecen nuestras almas y nos brindan satisfacción. La imagen de los atletas de alto nivel en sus hazañas nos brinda sueños y emociones. Y creo que hay muchas personas que esperan con ansias el día en que nuevamente puedan viajar a diferentes centros turísticos de Japón.

Prestando atención a la situación de la infección, el mes que viene y el que sigue, iremos recuperando poco a poco esta cotidianeidad en forma gradual, y hoy presentamos el trayecto concreto para tal fin. Las ligas profesionales de béisbol, etc., se reiniciarán el mes que viene, primero sin espectadores y luego se irán aumentando los espectadores gradualmente. Los conciertos y diversos eventos se empezarán por aquellos de una escala de aproximadamente 100 personas. Luego, viendo la situación de la infección, se piensa ampliar en orden a una escala de 1.000 personas, 5.000 personas, hasta un 50 % de la capacidad. Se reiniciarán plenamente diversas actividades teniendo como condición principal la ejecución de medidas de prevención de la infección. Creo que, en adelante, en vez de no organizar estos eventos porque hay riesgo de infección, es importante pensar cómo hacer para poder celebrarlos controlando el riesgo de la infección.

En cuanto a las escuelas, el Ministerio de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología ya ha presentado la política orientada a la reapertura, como ir a la escuela en horarios dispersados, etc. La guía para la prevención de la infección por industria de más de 100 ramas es un indicador para reiniciar plenamente las actividades empresariales e ir construyendo una nueva cotidianeidad. Quisiera que los operadores empresariales utilicen esta guía como referencia para llevar adelante las actividades de sus negocios en forma plena. El gobierno apoyará el reinicio de actividades de los operadores de microempresas y pymes, incluyendo restaurantes en las comunidades, con un subsidio al 100 % para tomar las medidas de prevención de la infección de acuerdo con la guía, con un monto máximo de 1.500.000 yenes.

Aunque se actúe siguiendo perfectamente la guía, es imposible que el riesgo de infección resulte en cero. Debemos estar preparados para la repetición de ensayos y error. El camino hacia el retorno completo de la cotidianeidad controlando la infección requerirá de bastante tiempo. Y comprendo con mucho dolor que seguramente para muchos operadores empresariales, requerir de más tiempo es cuestión de vida o muerte cuando están enfrentando el límite de dificultades administrativas incluso en este momento.

Pero, aun así, comenzó a verse la esperanza. La salida está a la vista. Con miras a esa salida, iremos superando este camino arduo junto con los ciudadanos y protegiendo de cualquier forma los negocios y el empleo; con esta decisión, pasado mañana definiremos el segundo presupuesto complementario. Sumado al presupuesto complementario que se determinó el otro día, será de una escala de proyectos de más de 200 billones de yenes. Protegeremos la economía japonesa de esta crisis de una vez en 100 años implementando medidas máximas a nivel mundial de una escala nunca vista que supera el 40 % del PIB.

Ejecutaremos una fuerte ayuda crediticia que supera 130 billones de yenes en total. Se suministrarán fondos de capital como créditos subordinados e inversiones a través del Banco de Desarrollo de Japón y fondos públicos, sin importar la escala de negocios tanto para las grandes empresas que lideran la economía en general, las pymes que sostienen la economía regional y local, las pymes que han sido la fuerza impulsora del crecimiento con sus técnicas únicas, etc. También se están promoviendo los créditos efectivamente sin intereses y con un período de gracia de hasta cinco años para reembolso del capital a través de instituciones más familiarizadas como bancos regionales, cooperativas y cajas de crédito, etc. Aplicaremos todos los esfuerzos para hacer llegar lo más pronto posible la ayuda a las personas que la necesitan.

Con respecto a este apoyo crediticio para las empresas, el Banco de Japón ha determinado la semana pasada un nuevo programa de ayuda de un monto total de 75 billones de yenes. Y hemos anunciado la decisión, a la que se llegó en una reunión conjunta extraordinaria entre el gobierno y el Banco de Japón, de seguir implementando juntos de ahora en adelante todas las medidas necesarias para controlar la situación. Es decir que, siendo Japón como un equipo, iremos brindando un apoyo completo en el financiamiento para empresas japonesas invirtiendo fondos en una cantidad abismal. También iremos reduciendo en gran medida la carga de los gastos fijos que no pueden esperar su pago para la continuación de los negocios. Aumentaremos como medida excepcional el subsidio para los costos en recursos humanos hasta 15.000 yenes, el máximo a nivel mundial. Crearemos también un nuevo sistema para que los empleados puedan recibir directamente el dinero. Para reducir la carga del pago de alquiler de los establecimientos comerciales, se creará un nuevo subsidio de 6.000.000 de yenes como máximo. En cuanto al subsidio para la continuación de negocios de un máximo de 2.000.000 de yenes de uso totalmente libre, se ampliarán los beneficiarios para que puedan ser utilizados también por nuevas empresas creadas recién este año.

Aumentaremos dos billones de yenes el monto del Subsidio para la Revitalización Regional y el Subsidio Provisional para la Revitalización Regional, para poder brindar una ayuda más detallada a los operadores empresariales de acuerdo con la situación de las regiones. Con miras a la meta de una nueva cotidianeidad en tiempos de coronavirus, iremos reconstruyendo la economía japonesa reforzando como nunca los tres pilares de la política de estabilidad. La regeneración económica seguirá siendo la principal política de ahora en adelante para la administración Abe.

Pero debemos subrayar un punto. Esto es que aún luego de levantarse el estado de emergencia, seguramente el virus continúa existiendo en nuestro alrededor. Si una vez nos descuidamos, y no prestamos atención a la precaución hacia el virus y las medidas de prevención de contagio, la infección se expandirá de golpe, y eso es lo más temible de este virus. Se debe prevenir completamente la infección y a la vez ir recuperando las actividades socioeconómicas; de esta manera el compaginar ambos aspectos es un desafío muy difícil y la posibilidad de una siguiente epidemia siempre está presente.

A pesar de todo, los ciudadanos han temido correctamente este virus y han cooperado en la modificación necesaria de sus comportamientos durante casi un mes. Lavándose minuciosamente las manos y usando mascarillas, que ahora casi todos utilizan cuando salen a la calle. Los negocios ejecutan medidas para evitar las tres condiciones (de lugares cerrados, aglomerados y contacto cercano) como mantener la distancia entre personas en las colas para efectuar el pago. Yo creo que, si continuamos igualmente en adelante con este nuevo estilo de vida, podremos evitar el peor de los casos. Quiero agradecer la colaboración de los restaurantes que agasajan a los clientes en los barrios de entretenimiento nocturno, bares y clubes nocturnos, establecimientos con música en vivo, etc., donde coinciden fuertemente estas tres condiciones y se han confirmado infecciones grupales hasta la fecha. Pensamos elaborar con la cooperación de los expertos una guía para estos negocios y establecimientos para mediados del mes que viene, y brindar apoyo para que puedan implementar medidas efectivas de prevención de la infección mediante un subsidio de un máximo de 2.000.000 de yenes. Les pedimos por favor que hasta ese momento, continúen con las acciones para protegerse.

A pesar de implementar estas diversas medidas, puede que se acelere nuevamente la velocidad de aumento de casos de contagio, en el peor de los casos, lamentablemente existe la posibilidad de emitir una segunda declaración de estado de emergencia. Sin embargo, quiero evitar en la medida de lo posible una forma que restringe actividades socioeconómicas, como la abstinencia de salir de sus hogares. Esto será posible si el riesgo de infección esporádica en la ciudad se mantiene en muy bajo nivel. Y para esto, es necesario descubrir lo más rápido posible a personas infectadas y reforzar aún más las medidas ante clústeres. La clave para esto es la implementación de una aplicación de confirmación del contacto. Es una aplicación que mediante las funciones de localización de los smartphones avisa automáticamente a aquellas personas que estuvieron cerca durante determinado tiempo con las personas que resultaron positivas del virus, es decir, a las personas con alta posibilidad de tener un contacto cercano, y posibilitar así una respuesta temprana.

De acuerdo con la simulación de una investigación presentada el mes pasado por la Universidad de Oxford, si se logra difundir el uso de esta aplicación en aproximadamente un 60 % de la población y confirmar de forma temprana a las personas en contacto cercano, se espera un gran efecto que posibilitaría evitar el confinamiento. En nuestro país se prevé introducir para mediados del mes que viene una aplicación que no obtendrá de ninguna forma los datos personales y podrá utilizarse tranquilamente. Espero que muchas personas la utilicen.

Al mismo tiempo, continuaremos reforzando el sistema de análisis para poder efectuar inmediatamente las pruebas en caso de que el médico lo determine necesario. El uso de la prueba de antígeno ya ha comenzado, pero continuaremos ampliando las funciones de análisis mediante las pruebas PCR, por ejemplo, utilizando los equipos de análisis de las universidades, además de brindar apoyo a las instituciones privadas de análisis. También fortaleceremos el sistema de toma de muestras. Además de los pacientes externos en pabellones exclusivos en hospitales, ya se han instalado cerca de 100 centros de PCR en todo el país con la cooperación de las asociaciones de médicos, e iremos ampliando aún más.

También procederemos a perfeccionar el sistema de suministro de atención médica, cooperando con los gobiernos locales mediante un aumento de presupuesto de más de dos billones de yenes. Designaremos instituciones médicas enfocadas al tratamiento de la enfermedad del nuevo coronavirus en todo el país y, preparándonos a posibles propagaciones futuras de la infección, iremos asegurando suficientemente las camas hospitalarias exclusivas. Agradecemos profundamente al personal que brinda atención médica, el personal hospitalario y las personas que trabajan en los establecimientos de cuidado, que están esforzándose al frente en esta lucha contra el virus, y pensamos otorgarles una compensación de un máximo de 200.000 yenes. En cuanto a los artículos de protección médica como mascarillas de alta eficiencia y batas médicas, iremos aumentando la distribución directa por parte del gobierno captando directamente mediante la web la situación de casi 8.000 instituciones médicas de todo el país. Aprovechando esta oportunidad donde la situación de la infección está tranquilizándose, aceleraremos las diversas medidas e iremos consolidando la preparación plena ante una siguiente propagación posible.

Si dirigimos la vista a la situación en el mundo, la infección continúa propagándose aún en este momento. En este contexto, hoy en el Cuartel Nacional de Contramedidas determinaremos un mayor fortalecimiento de las medidas fronterizas. Los países a los que se les rechaza el ingreso serán de más de 100 países. En la actualidad, donde hay una avanzada globalización económica, la detención del movimiento de personas implica un daño fatal para la economía mundial. Las actividades económicas como la producción se estancaron considerablemente debido al estricto confinamiento en Europa y Estados Unidos. Sin la recuperación de la economía mundial no habrá una regeneración enérgica de la economía japonesa. Aunque la infección se haya apaciguado dentro del país, si no se frena la propagación de la infección a nivel mundial, no habrá un fin verdadero.
Nosotros no debemos dedicarnos solamente a la situación en nuestro país. Creo que no podremos resolver fundamentalmente este problema global si seguimos con un pensamiento egocéntrico.

Sin embargo, en los países donde se está propagando la infección no tienen una tranquilidad para pensar de esta manera. Muchos de los países que hasta ahora han liderado la política y economía mundial ahora están ocupados para tomar medidas pertinentes en su país. Esta es la realidad. Y de ninguna manera debe generarse una situación donde se aproveche malignamente esto. Precisamente porque estamos en estas circunstancias, nosotros debemos mantener firmemente los valores universales como democracia liberal, derechos humanos fundamentales y dominio de la ley. Y creemos que, junto con los países que comparten estos valores, debemos liderar en la toma de medidas contra la infección en el mundo, en una forma libre y abierta.

En la cumbre del G7 que se prevé celebrar el mes que viene, pensamos proponer la creación de patentes mancomunadas de medicamentos y vacunas para este virus bajo un marco internacional con alta transparencia, y hacer que los países en vías de desarrollo puedan utilizarlos también.

En cuanto a los artículos de protección médica, se han venido realizando esfuerzos para el aumento de la producción nacional en los últimos meses. Es un tema sumamente importante ir construyendo una cadena de suministro resiliente en este mundo globalizado y no depender de algunos países determinados. Creemos que la responsabilidad de Japón en la sociedad internacional es demostrar un liderazgo fuerte en las medidas contra la infección a nivel mundial para ir creando un orden internacional en tiempos de coronavirus, aprovechando también las experiencias de nuestro país hasta la fecha.

Solicitamos la comprensión y la colaboración de toda la población, también respecto con la siguiente etapa luego del levantamiento del estado de emergencia.

Esto es todo por parte mía”

 

EL DATO

El estado de alerta fue declarado inicialmente en Tokio y otras seis prefecturas el 7 de abril. Luego fue ampliado a todo el país. Hace dos semanas liberaron de la emergencia a 39 prefecturas, el último jueves liberaron tres y hoy a las ocho restantes.

© Noticias Nippon

Pin It

Comments are closed.