[GAIKOKUJIN] peruano no se disculpa

TOKIO.- El peruano Vayron Jonathan Nakada Ludeña (33) manifestó que no tiene que disculparse con el nipón que perdió a su esposa y dos hijas menores sino que “Japón debe hacerlo con él”.

Estas afirmaciones las ofreció durante la segunda audiencia de apelación a la condena de pena de muerte que recibió en marzo del año pasado por múltiple asesinato en la localidad de Kumagaya (Saitama) en setiembre de 2015.

DEFENSA

La defensa de oficio del peruano sustentó su pedido de anulación de la pena capital para su defendido amparado en su imputabilidad.

Argumentan que Nakada Ludeña presenta antecedentes familiares de esquizofrenia y que su patrocinado no recuerda lo que hizo porque en ese momento sufrió “shinshinsoushitsu” (心神喪失), pérdida de la mente.

También manifestó que la condena de pena de muerte le ha afectado su salud mental y física porque es “inocente”.

En otro momento, cuando la Fiscalía le preguntó en donde vivía, Nakada Ludeña respondió que en el infierno.

Al ser preguntado por uno de los abogados si debía disculparse con el esposo y padre de tres de sus víctimas, el peruano respondió que no tenía que hacerlo y al contrario, “Japón debería disculparse con él”.

HECHOS

Entre el 14 y el 16 de setiembre de 2015, asesinó puñaladas a seis personas en tres viviendas diferentes ubicadas en un radio de 1,3 kilómetros.

La primera de sus víctimas fue Shirai Kazuyo (84). Luego hizo lo propio con la pareja de esposos formada por Tasaki Minoru (55) y Tasaki Misae (53).

Finalmente, victimó a Kato Miwako (41) y a sus hijas Misaki (10) y Haruka (7). En esa vivienda fue hallado y detenido tras saltar desde el segundo piso.

Producto de la caída sufrió un traumatismo encéfalo craneano que lo mantuvo  inconsciente durante varias semanas e incluso al borde de la muerte.

EL DATO

Vayron Jonathan Nakada Ludeña, es hermano del mayor asesino en serie de la historia del Perú, Pedro Pablo Nakada Ludeña, bautizado por la prensa como el «Apóstol de la muerte», quien en 2007 recibió una pena de 35 años de cárcel por el asesinato de 17 personas. Actualmente se encuentra internado en un psiquiátrico por padecer de esquizofrenia paranoica.

© Noticias Nippon

Pin It

Comments are closed.