[GAIKOKUJIN] revocan pena de muerte a peruano

 

LO ÚLTIMO… Corte Superior de #Tokio deja sin efecto la pena de #shikei (muerte) al peruano Vayron Jonathan #NakadaLudeña, autoconfeso asesino de seis personas en #Saitama y lo condena a #mukichoeki (prisión indefinida) porque considera que al padecer de #esquizofrenia no es imputable de sus actos.

#ナカダルデナバイロンジョナタン
#ペルー
#noticiasnippon

Publicado por Noticias Nippon en Miércoles, 4 de diciembre de 2019

TOKIO.- La Corte Superior de Tokio revocó la pena de shikei (muerte) a un extranjero que confesó haber asesinado a seis personas en la prefectura de Saitama.

Se trata del peruano Vayron Jonathan Nakada Ludeña (34) a quien dejó sin efecto la pena capital que le impuso la Corte del Distrito de Saitama en marzo de 2018 reemplazándola por la pena de mukichōeki (prisión indefinida).

El presidente del Jurado, Okuma Kazuyuki, aceptó los argumentos de la defensa del extranjero quienes planteaban que al padecer de esquizofrenia su defendido no era imputable de sus actos.

«Es un delito penal controlado por esquizofrenia y el motivo no puede ser entendido. El primer juicio que reconoció la plena responsabilidad del imputado es incorrecto”, expresó durante la lectura de la sentencia.

EL CASO

Entre el 14 y 16 de septiembre de 2015, Vayron Jonathan Nakada Ludeña ingresó a tres viviendas en la ciudad de Kumagaya para apropiarse de dinero y objetos de valor.

La primera de sus víctimas fue la anciana  Shirai Kazuyo (84), luego la pareja de esposos integrada por Tasaki Minoru (55)y Tasaki Misae (53). 

Finalmente, hizo lo propio con Kato Miwako (41) y sus hijas Misaki (10) y Haruka (7). Fue detenido cuando trató de escapar de la policía saltando desde el segundo piso de la vivienda de sus últimas víctimas.

La Fiscalía solicitó la pena capital mientras que su defensa de oficio solicitaba una absolución argumentando que el peruano padecía de problemas mentales.

EL DATO

En noviembre de 2005, otro peruano, José Manuel Torres Yagui, secuestró, violó y asesinó a la menor Kinoshita Airi (7) en Hiroshima. Durante las tres instancias judiciales manifestó que “escuchó voces en su mente que le ordenaron cometer el crimen”.  Fue condenado a prisión indefinida.

© Noticias Nippon

Pin It

Comments are closed.