[MAKO] inaugura muestra de arte Nikkei

TOKIO.- 120 años después de la llegada de la embarcación Sakura Maru al Perú con los primeros 790 migrantes japoneses el 3 de abril de 1899, las obras de jóvenes artistas peruanos Nikkei desembarcan en la capital japonesa.

Un retorno histórico que marca la amistad peruano japonesa y que invita a reflexionar sobre la identidad y el mestizaje cultural en el país que vio partir a sus abuelos y bisabuelos.

La princesa Mako que acaba de regresar de su viaje oficial a Latinoamérica para participar del 120o aniversario entre Perú y Japón, no se ha perdido esta cita del arte Nikkei y ha acudido a la inauguración en el Instituto Cervantes de Tokio.

¿Qué significa ser peruano con ascendencia japonesa?, ¿Qué es ser Nikkei? El Salón de Arte Joven Nikkei presenta en Tokio las obras de 19 jóvenes artistas de ascendencia japonesa para explorar en sus raíces, en la herencia cultural que les ha acompañado como comunidad plenamente integrada en el Perú y en el concepto de identidad.

A través de la fotografía, el diseño gráfico, la pintura, la cerámica, el grabado, el libro objeto o la instalación, el público japonés tendrá la oportunidad de emprender este viaje histórico que une lado y lado del Pacífico.

Haroldo Higa, artista plástico peruano de ascendencia okinawense y curador de la muestra, afirma que es un orgullo este retorno para dar a conocer al público japonés la historia de bienestar común entre Perú y Japón. Resalta la diversidad y mestizaje de los jóvenes artistas, así como la capacidad técnica y la disciplina: “El arte Nikkei reconoce nuestra peruanidad pero también los valores y prácticas culturales heredadas de los japoneses”.

Daniela Tokashiki, joven artista, dice sentirse muy afortunada al presentar su obra en Tokio y también una gran responsabilidad como parte de la tercera generación de migrantes japoneses en el Perú. Su obra aúna dos generaciones alrededor de la ceremonia del té, utilizando cerámica y materiales descartables e invitando a reflexionar sobre este ritual en la actualidad. “Espero que la muestra despierte interés por conocer más sobre los descendientes japoneses en el exterior y los japoneses se animen a visitar nuestro país”, expresa.

Por su parte, la artista Meche Tomotaki, muestra la obra Tinkiy, máscaras en miniatura que representan ambas culturas: “Tinkiy significa atar dos cabos, hilos rojos que unen personajes y simbolizan Perú y Japón. Me inspiré en la diversidad de ambas culturas, cómo aun siendo diferentes, opuestas y hasta lejanas, pudieron fusionarse y crear personas y destinos nuevos. Es mi visión de lo nikkei, una cultura no peruana ni japonesa completamente, sino creada en el entorno que vivimos”.

El Instituto Cervantes de Tokio se suma a esta conmemoración histórica en la promoción y difusión del arte peruano-japonés. La muestra, organizada por la Asociación Peruano Japonesa (APJ), el Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú y la Embajada del Perú en Japón, se expone hasta el 27 de agosto en Tokio.

DETALLES:

  • Fecha:
    • Del 26/07/2019 al 27/08/2019
  • Horario de visita: De lunes a sábado de 10:00 a 20:00. Domingo de 10:00 a 12:30.
  • Observaciones: Sala de exposiciones (2F) Entrada gratuita. 
  • Lugar:
    • Instituto Cervantes (Tokio)
      Cervantes Bldg. 2-9 Rokubancho
      102-0085 Chiyoda-ku (Japón)

EL DATO

Participan los artistas Andrea Nakasato, Celeste Vargas, Diego Girao, Diego Lau Toyosato, Kei Higa, Kioshi Shimabuku, Marco Tominaga, Sachiko Kobayashi, Magno Aguilar, Sofía Arakaki, Natalie Gago, Nori Kobayashi, Ivet Salazar, Kiyoshi Salazar, Yumi Teruya, Diego Teruya, Daniela Tokashiki, Tamie Tokuda y Meche Tomotaki.

Pin It

Comments are closed.