TOKIO.- Las autoridades sanitarias chinas dieron a conocer que el brote de una nueva cepa de coronavirus se cobró una sexta vida.

Del mismo modo expresaron su temor que la cifra aumente teniendo en cuenta que cerca de 300 personas están infectadas, y muchas de ellas están hospitalizadas con cuadros de neumonía.

También confirmaron que el virus se ha propagado a otras ciudades como Pekín, Shanghái y Guangdong.

En el exterior se han confirmado dos casos en Tailandia, uno en Japón y otro en Corea del Sur. Todas esas personas estuvieron en Wusan donde se inició el brote.

De otro lado, la Organización Mundial de la Salud confirmó que el contagio se realiza de persona a persona.

El presidente, Xi Jinping, instó a los organismos estatales que tomen medidas para impedir el contagio teniendo en cuenta la proximidad

del periodo vacacional del Año Nuevo Lunar.

JAPÓN

El primer ministro Abe Shinzo ordenó incrementar los controles sanitarios en los terminales aéreos y examinan a los pasajeros que arriban de zonas de alto riesgo para evitar que se incrementen casos del virus.

Se reparten cuestionarios relacionados con la sintomatología entre los pasajeros procedentes de Wuhan. Además, la tripulación de los vuelos procedentes de China solicitarán a sus pasajeros que reporten si experimentan fiebre u otros síntomas.

EL DATO

Hace 17 años, otra cepa de la familia del coronavirus, el SARS, se propagó con gran rapidez después del Año Nuevo Lunar. En esa oportunidad provocó la muerte de unas 800 personas en todo el planeta.

© Noticias Nippon

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.