[HYŌKI SEI→MEI] primero el apellido

TOKIO.- El gobierno nipón decidió adoptar formalmente el orden tradicional de escritura de nombres japoneses en documentos oficiales redactados en idiomas que usen alfabeto latino.